viernes, 3 de julio de 2009

LOS CUATRO ELEMENTOS DE LA RELACION DE PAREJA


LOS CUATRO ELEMENTOS DE LA RELACIÓN DE PAREJA

Un encuentro para abordar desde el cuerpo el universo del mundo afectivo en pareja



Los seres humanos de naturaleza gregaria. Nuestra tendencia básica es a relacionarnos con el mundo a partir del contacto con otro, lo cual además de darnos identidad, nos permite construir y co-crear permanentemente nuevos universos.


El mundo de la pareja es, si se quiere, el escenario relacional humano más crítico en el momento histórico que vivimos. Las expectativas personales, la globalización, la inmersión del mundo publicitario en el espacio cotidiano, las transformaciones culturales propuestas a partir de la lucha por la reivindicación de derechos en las mujeres, y un sinnúmero de factores más que se asocian con los requerimientos de un mundo industrializado, han entregado una especial vulnerabilidad a esta relación, lo cual deja sinsabores especiales, toda vez que es precisamente la armonía afectiva la que se convierte en una de las principales búsquedas del hombre postmoderno.


La Biodanza desde en sus intentos de entregar propuestas sanas y pertinentes ha entregado la distinción de la “pareja ecológica”, y asume que esta es posible a través del encuentro genuino de dos seres humanos que buscan integrarse individualmente en consonancia con la vida y que al descubrirse, encuentran juntos una nueva alternativa, un espacio diferente para ser, sin perder su propia identidad y gestando a la vez nuevos espacios para construirla, que superan la creación personal, por verse iluminada con la presencia de un “otro” amoroso.


Este taller, en el que a partir del encuentro con la música, el movimiento corporal y el contacto interhumano se crean vivencias de potencialización humana y relacional, busca echar mano de “los cuatro elementos de la naturaleza (tierra, agua, aire y fuego)” planteados por los orientales como generadores de la vida y retomados por la Biodanza en su abordaje, para generar un acercamiento al los cuatro aspectos constitutivos del Amor humano: intimidad, pasión, compromiso y sentido de trascendencia.